miércoles, 25 de mayo de 2011

Exigen permisos pescadores de callo


Eduardo Ortiz León

Caborca, Sonora.- Casi media centena de pescadores acompañados de sus familias se presentaron hoy en el palacio municipal exigiendo apoyo a las autoridades municipales para que se les den permisos para la extracción de callo en El desemboque.
Este problema tiene ya tiempo y es una bomba latente a punto de explotar ante el toruguismo con que actúan autoridades federales  en responder a las peticiones de mas de 60 familias que viven directamente de la pesca en esa comunidad pesquera al oeste de esta ciudad.
Aunque los afectados con las negativas serian muchas personas mas que viven de lo que esta pesquería deja en derrama económica para los pobladores de esa región y otras partes del litoral caborquense.
Los inconformes fueron atendidos por el secretario municipal en reunión sostenida a puerta cerrada en sal de cabildo desconociéndose de momento a que acuerdo o que solución se le dará a este problema.
Aunque el presidente municipal estaba presente este no pudo platicar con los inconformes debido a que se encontraba atendiendo a las personas que acudieron este día al miércoles ciudadano y que habían solicitado previamente  audiencia para plantearle sus problemas.
El problema existente en esa comunidad pesquera ha llevado ya a que un grupo de pescadores enfrentaran a elementos de la armada de México que vigilan el litoral sonorense para evitar la depredacion de especies marinas en veda como es el caso del callo de árbol como se le llama, especie de la cual existen grandes y abundantes bancos para ser extraídos, según afirman pescadores.
Pero por parte de la dependencia encargada de verificar la veda de las especies argumenta que no se puede permitir su extracción sin antes determinar cuanta cantidad se puede extraer y en que época sin perjudicar la reproducción de la especie haciéndola así sustentable.
Por lo pronto se tiene conocimiento de que se otorgaron ya una veintena de permisos para su extracción pero son muchas mas las personas propietarias de pangas, unidas en cooperativas que solicitan su parte del, pastel y poder así llevar el sustento a sus hogares.