miércoles, 1 de junio de 2011

Se justifica violar leyes de tránsito para atender reportes?


Eduardo Ortiz León
Caborca, Sonora.- Es común y cosa de todos los días como se escuchan o se ven patrullas con todos los códigos de alerta encendidos por las calles de la ciudad, supuestamente para atender reportes ciudadanos sobre algún delito.
Sin embargo son pocas las veces o casi nunca mejor dicho que se informa sobre los resultados de la atención a estos reportes, por lo que se puede afirmar y no faltar a la verdad, que sale mas caro el caldo que las albóndigas.
Porqué digo esto?  Pues si se midieran los resultados de la prevención contra el crimen, en base al sonido de las sirenas o de el avistamiento de las luces centelleantes de las patrullas esta sería todo un éxito a acudir rápidamente a las demandas de la ciudadanía, el caso es que  cuando se denuncia algo por vía Telefónica, el tiempo de respuesta es todo menos inmediato.
Primero, se tiene que pasar un filtro de operador u operadora que decide si realmente es una emergencia o no, después de un cuestionario o interrogatorio, donde nomas falta que pidan la detención del culpable de algún ilícito o bien la solución del caso con identificación y recuperación de materia robada o decomiso de contrabando o lo que sea que se este denunciando.
Posteriormente se llamará o avisará a una patrulla que acudirá al lugar donde se esté cometiendo o haya cometido el ilícito, siempre y cuando los agentes a bordo de la unidad mas cercana, no estén desayunando, comiendo, cenando, comprando una nieve, agua, refresco o café, según sea el caso y temporada.
Esta situación no es privativa de Caborca y esos vicios que afectan el buen desempeño de los elementos policiacos y son un desperdicio de horas hombre se da en todas las corporaciones que se usan las unidades hasta para ir de compras al supermercado o ir por los niños a las escuelas para llevarlos a casa o viceversa, en detrimento de el bienestar de la ciudadanía.}
Todo lo anterior viene al caso, debido a que la noche de ayer una patrulla  de la policía municipal que circulaba en convoy al parecer, y que iba por el bulevar Aviación, de sur a norte, se llevó por delante a una pareja que viajaba a bordo de una motocicleta, según esto porque quiso ganarles el paso, aunado a que su vehículo no traía luces de posición, por lo que no avistada hasta el último instante impidiendo al conductor de la unidad maniobrar para evitar el impacto, que mantiene en estado critico, creo yo pues no hay mayor información a la mujer que viajaba como pasajera en la motocicleta.
Haiga sido como haiga sido, dijo jelipe, aquí hay dos hechos contradictorios que hacen dudar de la versión oficial en torno a la culpabilidad o responsabilidad, lo que nios hace suponer que se quiere evitar a toda costa la probable responsabilidad y se convierten también en juez y parte en detrimento de los derechos o probable responsabilidad de los lesionados.
Primero, partamos del hecho de que la pareja se paso el alto, la cuestión es que  aquí el argumento se cae por su propio peso pues en ese lugar el alto es obligatorio para todos los que lleguen a ese entronque y desde cualquier dirección, por lo que entonces los dos conductores estarían violando la ley de tránsito y serán entonces responsables del accidente.
Segundo según se aprecia en la escena y posición final de los vehículos la unidad policiaca circulaba invadiendo carril pues por ese lugar se puede estacionar una vehículo junto a la banqueta y  quedan libres dos carriles o espacios para circular, lo que ya haría que estuvieran incurriendo en responsabilidad su conductor, pues no es lógico que una motocicleta ocupe dos carriles y no se pueda evitar el pasar junto a ella.}
Tercero las unidades policiacas justificado o no circulaban dentro del casco urbano a una velocidad que solo se puede llevar en carreteras no en las calles de una ciudad donde el tráfico es mas denso y lento que en una vía así y por lo tanto es inconcebible que se ponga en riesgo la integridad de sus habitantes para acudir a un reporte que puede o no ser verdadero.
Si como dicen acudían a un reporte sobre un grupo armado que amenazó a oficiales de la ley, en la región del plomo, nadas podían ya hacer así que la prudencia era imperativa para conducir al menos en tanto salían del caso urbano.
Nada diría si se hubiera tratado de una persecución en caliente con vehículos a la vista con delincuentes a bordo, secuestradores, asaltantes o sicarios, que de todos modos pondrían en riesgo a la ciudadanía, conductores o peatones  en su desesperación por huir o en caso de enfrentar a  la ley.
En fin yo pienso que nada justifica el conducir las unidades policiales a gran velocidad dentro del casco urbano si el hecho que se atiende no está dentro del supuesto enumerado arriba, pues vale mas la vida de un ciudadano que el llegar o n o a un lugar como fue el caso, al suscitase este percance.
En todos los lugares y ciudades civilizadas la policía tiene instrucciones de no perseguir a nadie si se esto puede generar daños a la integridad física o patrimonial de las a personas ajenas