miércoles, 4 de mayo de 2016

Sin titulo


Autora: Elena Vega, Nogales, Sonora que a todo le hace y nada le pega aun, admirable como poeta, mujer, feminista y decidora de sus versos acompañada de su jaranita tan menudita como ella.

Rindamos honores a las sonrisas que se van dejando
a las miradas claras y certeras,
cada que podamos prendamos salvia y copal,
reunamos a las mujeres
hijas, madres, hermanas, tías... todas.
Llevémonos de las manos
allá a donde se van las almas
donde se funden con las estrellas
brillan y duermen entre flores
cantos y pájaros trinadores.
Allá donde las alegrías se dan placidas al viento,
como silbiditos,
arrullos y llantos.
Cobijemos a las niñas, para guarecerlas de sus miedos
alimentarlas, verles crecer,
cuidarlas.
Recordemos con alegría los consejos, las palabras
las pequeñas y efímeras entregas
formadoras de pilares.
Agradezcamos porque la partida es la siembra de nuevos tiempos, amores y versos…